BRIGADAS DE SALUD HAN RECORRIDO 14 COLONIAS DE MULEGÉ TRAS HURACÁN KAY

• Para realizar la búsqueda intencionada de casos febriles y fomentar medidas preventivas


Mediante brigadas que están conformadas por personal de medicina, enfermería y promoción de la salud, la secretaría estatal del ramo ha realizado recorrido de 14 colonias de Santa Rosalía, Heroica Mulegé y San Ignacio para fomentar la aplicación de medidas de higiene básica que permitan evitar la incidencia de enfermedades diarreicas agudas, de infecciones respiratorias y de padecimientos transmitidos por el mosco Aedes aegypti.


Estos equipos de salud que están conformados por personal de la Jurisdicción Sanitaria 2 Mulegé, respaldados por compañeras y compañeros de La Paz, ha visitado diversos asentamientos humanos en estas comunidades para realizar la búsqueda intencionada de casos febriles a fin de brindarles atención oportuna y efectuar la contención de estas patologías, dijo el subdirector de Epidemiología de la dependencia estatal, Alfredo Ojeda Garmendia.


Son acciones de vigilancia epidemiológica que se llevan a cabo luego de que se presenta una contingencia natural, como en este caso fue el impacto del huracán Kay en localidades de este municipio, para prevenir y controlar padecimientos que pueden incrementarse a consecuencia de los daños que genera una eventualidad de este tipo, como puede ser el acceso limitado a servicios básico, la presencia y acumulación de desechos, así como el vertimiento de drenajes, explicó el médico.


En este sentido dijo que las brigadas de salud se acercan directamente con las y los colonos para brindarles información sobre la higiene personal y preparación higiénica de alimentos que deben seguir para evitar infecciones intestinales. Enfatizan la importancia de solo consumir agua clorada o hervida, lavarse con frecuencia las manos; lavar de inmediato las heridas y cortadas con jabón y agua limpia; efectuar saneamiento básico en sus viviendas para eliminar criaderos del mosco transmisor del dengue y para retirar desechos que pudieran convertirse en un foco de infección, entre otras.


Para reforzar estas labores preventivas, los brigadistas otorgan frascos de plata coloidal (para la desinfección de agua y alimento) a las y los pobladores, entregaron folletería con recomendaciones puntuales, brindan consultas y realizan tomas de muestras en casos con sintomatología asociada a padecimientos diarreicos, respiratorios o por vectores, sin que hasta el momento se haya identificado brote alguno. No obstante, se mantendrá una vigilancia epidemiológica activa para tener capacidad de respuesta, finalizó Ojeda Garmendia.